I Camporee de Liderazgo JA UVO 2014

Posted on Apr 23 2014

 

Juventud de la Iglesia Adventista demostró que es una Generación Poderosa

Vía al Sur a unos 90 kilómetros de la ciudad de Maturín, estado Monagas, más de 5.000 jóvenes adventistas se dieron cita para celebrar Camporee de liderazgo, organizado por la Unión Venezolana Oriental

 

Yelitza García

 

La Iglesia Adventista del Séptimo Día, durante dieciocho años aproximadamente viene celebrando encuentros juveniles en el Campamento Morichal, un lugar singular por su vegetación de sabana intertropical, matorrales espinares, suelo arenoso y bordeado en la parte más alta de su geografía por una pared natural de pinos.

 

En esta oportunidad se goza al reunir más de cinco mil jóvenes provenientes de distintas ciudades del país, con el propósito de brindar a cada participante un reencuentro especial con Dios; siendo la iglesia adventista portavoz de la buenas nuevas de la salvación, la observancia del sábado como día de reposo y la proclamación de la segunda venida del Señor Jesucristo. Reservó la Semana Mayor, para motivar, capacitar y preparar a los jóvenes asistentes como una Generación Poderosa en diversas áreas con clases, talleres y seminarios impartidos como: servicio médico y primeros auxilios, el uso de las nuevas tecnologías, desarrollo de destrezas, habilidades manuales y estudio bíblico, así ayudando a otros llegar a ser un buen ciudadano, útil a la nación y a la sociedad demostrando ser un siervo de Dios y amigo de la humanidad. Tal como lo expresa el pastor Josney Rodríguez, Presidente de la Unión Venezolana Oriental (UVO) “este es el encuentro más importante que hemos tenido este año, con más de 400 congregaciones que han venido para encontrarse con Dios y formarse como líderes de nuestra iglesia, ser una influencia positiva para otras personas. Coordinadamente, se han realizado varias actividades físicas, deportivas, arte de acampar, rescate, primeros auxilios, exhibición de marchas (orden cerrado), también actividades espirituales como el boom bíblico. Porque desean prepararse en diferentes aspectos para el servicio a la comunidad y desarrollar sus talentos cada día para que con la gracia de Dios se cumpla un propósito especial en ellos y puedan ayudar a otros jóvenes que necesitan esperanza” Por su parte, el pastor  Eliadis Fermín, presidente de la Asociación Venezolana Oriental (AVOR), apuntó lo siguiente “estamos muy complacidos por las bendiciones de Dios, que por su gracia la vida de muchas personas está siendo transformadas luego de escuchar las predicaciones y ser bautizadas. Es por ello el gozo espiritual que se siente en este lugar es tan grande que supera cualquier incomodidad”, así también dejó en claro su deseo, que este mensaje de amor llegue a los corazones no solo de muchos venezolanos sino del mundo entero, multiplicándose las bendiciones de Dios hasta que venga Cristo por segunda vez.

 

Cabe destacar que este evento contó con la presencia de varios invitados especiales procedentes del extranjero, que fueron presentados ante la multitud congregada por el pastor Moisés Prieto; líder juvenil de UVO. Prieto, en previo escrito plasmó esta inscripción: “-durante mucho tiempo había soñado con este momento ¡Y no es un evento cualquiera!, es el evento más grande que jamás hayamos realizado con la juventud, en lo que se refiere a formación en el liderazgo juvenil de la iglesia!,  entre los invitados se encuentran; el pastor Manny Cruz, Director Asociado de Jóvenes de la División Norteamericana, quien reside en Washington y es oriundo de Tijuana, México. Sus intervenciones fueron dadas por predicaciones elocuentes, animadas, con temas alusivos a la vida real y a sus propias vivencias que inspiraron a 160 jóvenes a decidir entregar su vida al Señor Jesucristo por medio del bautismo y a los adventistas a fortalecer su relación con su Dios y con la misión de su iglesia.También estuvo compartiendo con la juventud poderosa, el pastor Benjamín Carballo, director de ministerios juveniles de la División Interamericana, quien tiene una maestría en relaciones familiares por la universidad de Montemorelos y dio orientaciones pertinentes respecto al tema familiar. Igualmente, Louisse Nocandy,Asociada del Ministerio JA de la DIA, quien es licenciada en Teología, egresada de la universidad adventista de Haití dio animó a los presentes,  a seguir adelante colocando sus talentos al servicio de Dios y en beneficio de otras personas.

 

La música y la alabanza fue un elemento determinante en el ánimo que caracteriza a los jóvenes, que con oídos atentos y labios seguidores de hermosas melodías y al compás de las bandas marciales exaltaron el nombre de Dios. Las varias presentaciones de solistas, coros, agrupaciones y las interpretaciones musicales con voces, cuerdas, viento y teclado inspiraron sublimemente a mantener un espíritu de amistosa Koinonía, que a pesar del sofocante calor imperante en el lugar, no se vio afectado. En relación a esto, el pastor David Manrique, de la Asociación Venezolana Centro Oriental (AVCOR) comenta “realmente ha sido una experiencia maravillosa, un evento muy lindo, hemos aprendido muchas lecciones de vida a través de las capellanías, a través de nuestros jóvenes. Cada uno de ellos también ha estado contento, maravillado y el sol le ha dado el calor propio de la gente linda de Maturín y del estado Monagas”, Manrique a su vez ratificó que ese tipo de eventos ayuda a que los jóvenes se encuentren con Dios y puedan testificar a sus amigos del amor de Jesús. A sí mismo, agradeció a todos los adultos que apoyaron a los jóvenes para que asistieran a este camporee e insta a los jóvenes a que asuman el liderazgo que tienen dentro de la iglesia para así acelerar la segunda venida del Señor Jesús.

 

De este mismo modo, la joven Neivis Seigía, profesora de inglés del instituto Michigan, comparte sus impresiones respecto a este magnífico acontecimiento “ha sido una excelente semana, mis expectativas fueron superadas. El ambiente ha sido bastante ameno, hay muchísimos jóvenes, niños, pastores y adolescentes. La experiencia muy agradable, se los recomiendo 101 porciento, no lo pensé dos veces cuando me hicieron la invitación para venir. Tanto las capellanías, las charlas, seminarios, todo ha sido completamente excelente y de bendiciones, he aprendido bastante; lo repetiría sin duda alguna y de verdad espero que ustedes tengan la oportunidad como la tuve yo de asistir a este campamento, en realidad será de bendición para sus vidas como lo fue para la mía”

 

Y en medio del ambiente muy cercano a la naturaleza, cierta parte del área de acampar sombreado por estacionarios Mereyes, el Campamento Morichal de la iglesia adventista, no solo se vio engalanado por clubes que lucieron sus mejores galas portando sus uniformes respectivos a las categorías de líder juvenil, guías mayores, conquistadores y aventureros, sino que se notó considerablemente la presencia y acentuada representación de la etnia  Pemón, de los cuales se calcula hay unos tres mil habitantes ocupando parte suroeste del país en el estado Bolívar, territorio esquivo y Brasil. Este grupo de hermanos indígenas, también entonaron himnos de loor al Rey de Reyes y Señor de Señores, en sus diferentes lenguas, según las comunidades a las que pertenecen; taurepan, arekuna y kamarakoto. Kevin Martínez primer anciano de la iglesia de Maurak, expone sus consideraciones tanto en castellano como en su lengua autóctona el taurepan: “me siento contento por el camporee de morichal, donde líderes y nuestra iglesia participó en las capacitaciones. Fue una experiencia muy buena para nosotros como comunidades, una experiencia agradable que nos llenó de ánimo y en la parte espiritual, estamos agradecidos de Dios por este campamento”

 

Con la colaboración y apoyo incondicional de adultos consejeros, ecónomas y ayudantes de cocina que contribuyeron diariamente a la alimentación de miles de personas. Así mismo, se contó con un grupo multidisciplinario integrado por personal médico, paramédico, enfermeros, rescatistas, que brindaron asistencia médica durante el desarrollo de las diferentes actividades allí acaecidas. La notable participación  de la Fundación Irradiando Sonrisas a los Pueblos Indígenas, presidida por las Odontólogas Fergis Marcano y Marglem Torres, quienes a su vez con un equipo disciplinado de voluntarios  prestó servicio odontológico dentro del campamento y extendiéndose a la Comunidad de El Aceital en el Ambulatorio Rural I; registró una morbilidad de más de 120 pacientes atendidos y más de 180 procedimientos realizados en el área odontológica. Por esto y mucho más, la familia de la Unión Venezolana Oriental complacida por el logro y éxito alcanzado, agradece a todos los jóvenes, adultos, equipo médico de ADRA, de F.I.S.P.I, Equipo de Esperanza TV, Grupos de rescate, pastores, líderes invitados, amigos y feligresía en general por su incondicional apoyo a esta magnánima actividad, con la que una vez más se ratifica el compromiso y sentido de servir al prójimo y ser luz y Bendición en esta tierra, cumpliendo el cometido del Señor Jesucristo. Adelante, “Generación Poderosa” que confía en el amor infinito de Dios.

 

 

 

 

Reportó Yelitza García

Comunicación UVO